¿Porqué te escogen?

A veces, vemos el trabajo de los demás y pensamos en la suerte que han tenido, lo fácil que lo han hecho y lo bien que lo tienen, pero lo que en realidad no ven es el trabajo que hay detrás de todo esto.

Un propietario de un inmueble a menudo no tiene fácil la elección del mejor agente inmobiliario, la pregunta que se suele hacer es, ¿Quién realmente me va a poder ayudar a vender mi casa?, la respuesta puede o no ser fácil.

¿Porqué los clientes escogen a unos y a otros no?

No puedo hablar por todos los clientes, pero dada mi experiencia (¡Ay qué mayor me vuelvo!) te puedo decir que la mayoría aprecia en un agente inmobiliario y en general cualquier comercial estas habilidades:

  • Gran capacidad de empatía. Entender lo que sienten, dicen, sienten y ponerse en su lugar. A menudo los agentes inmobiliarios piensan más en la propiedad ante la que se presentan más que la necesidad real que tiene su propietario. No te dejes deslumbrar, porque puede ser una gran propiedad y no venderse porque los motivos de venta no están claros.
  • Capacidad de escucha activa. No escuchar lo que nos dicen, sino lo que nos quieren decir con lo que nos dicen. Es fundamental no quedarnos con dudas, preguntar, bajar tres niveles de lo que nos dicen, por ejemplo, si quieren vender, el ¿Porqué quieren hacerlo?, el ¿Qué pasaría si no vendieran? o el ¿Cuál es el plan, a dónde tienen pensado irse? te pueden dar muchas pistas de si los motivos son reales o es sólo una etapa en la vida del vendedor que puede tener otro tipo de solución.
  • Accesibilidad. La gente quiere trabajar con personas que son fáciles de acceder, que contesten las llamadas, que respondan los correos o los mensajes. Nada desespera más a la gente que no poder localizar a otra y más en estas épocas, si eres agente inmobiliario deberás estar disponible para tus clientes, obvio no quiere decir que no puedas tener tiempo para ti, para disfrutar, pero en muchos casos, pude observar que los clientes cuando me enviaban un mensaje ya entrada la noche es porque quizás en ese momento estaban preocupados, nerviosos, etc y al contestarles sabía que les ayudaría en ese momento. No te olvides que los demás profesionales también merecen tu respeto, nunca dejes una llamada sin contestar, un mensaje sin enviar. Habla muchísimo de ti.
  • Capacidad de resolución de problemas. Las personas aman trabajar con agentes que les resuelvan los problemas, o al menos que los ayuden y los orienten. No contratamos a profesionales para que nos digan nuestros problemas, en la mayoría de los casos los sabemos o intuimos, contratamos a la gente para solucionar los temas. Por ejemplo si para poner una casa a la venta, la propiedad debe contar con un certificado energético, una cédula de habitabilidad, un certificado de estar al día en los pagos de la comunidad, ¡No le hagas a tu cliente que busque o llame! Ayúdale a contactar con el arquitecto o administrador de turno y facilítale la vida.
  • Conocimientos. No sólo valoran la cantidad de conocimientos que tienes sino la capacidad de transmitir y explicar esos conocimientos con humildad, con paciencia, con el amor que le tienes a la profesión. En nuestro oficio son muchas las materias que debemos saber, aspectos legales, fiscales, procedimientos, economía, finanzas, habilidades sociales, inteligencia emocional, etc. por lo que, es importante que tu curriculum se llene de cursos, si es posible cada semana, sino cada mes, porque tus clientes te necesitan informado, motivado y activo.
  • Estar presentes. Todas las personas quieren ser importantes, por lo que, si no estas en contacto con tus clientes, no les felicitas los cumpleaños, no les felicitas las fiestas, ¿Cómo quieres que ellos se acuerden de ti? Al tener contacto con muchos agentes, veo que muchos de ellos dejan de estar en comunicación con sus amigos, conocidos y antiguos clientes y eso es una verdadera pena. ¡No te flageles, y empieza ya a llamarles, a preocuparte por ellos, como dijo un gran instructor Angelo Fradera en su formación del pasado viernes “Los contactos te generan contratos”.

Te invito a analizar qué puedes mejorar, porque si no lo haces tú, vendrá otro y lo hará, por lo que tus resultados no serán lo que esperas.

Si tomas en cuenta esto y desarrollas tus habilidades, manteniéndote formado, informado, activo y en contacto, no habrá negocio ni oportunidad que se te escape.

¡El mundo es de los valientes, pero sobretodo de los constantes!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s