Mientras dormía

Lo recuerdo perfectamente, estábamos en la sala de reuniones de la notaría, una de tantas, ya que, en la época del boom todas las notarías invirtieron sus grandes ganancias en crear y modernizar sus salas de reuniones.

Recuerdo aún el sentir de ese momento, algo nerviosa si estaba, siempre lo estoy en las firmas, aunque después de tanto tiempo y de tener la costumbre de prepararlo todo, nunca se sabe que puede pasar… pero en este caso los nervios eran más un hábito o una costumbre que un hecho. Todo estaba bajo control.

En un momento mi mente se iba, recordaba esos años duros en donde los clientes no nos valoraban, en parte con razón porque en esos entonces todos estábamos más preocupados por nuestras operaciones que por el bien común. Qué tiempos tan duros aquellos que, los propietarios ponían a propósito sus frases de “abstenerse inmobiliarias”.  Lo más duro era convencer a las demás inmobiliarias de colaborar, si tenían una propiedad que le interesaba a mis clientes sacaban a relucir sus frases favoritas “Ay, lo reservaron esta mañana”, ¡ay, aún estamos en los primeros 15 días”, o algunos más carcas, directamente te decían, no, no colaboro.

Menos mal que todo eso ha cambiado, las 45,000 inmobiliarias que hay en España se unieron, de muchas maneras, con muchos representantes, pero, fue impresionante, ¡Todas las propiedades a la venta estaban a disposición y con transparencia para todos los demás compañeros. 

Fue entonces que, empezamos a dar un servicio impresionante, que vamos, ningún propietario o comprador se planteaban hacer las cosas por su cuenta porque sabían que el servicio que se brindaba era excelente.  ¡Qué orgullo ser agente inmobiliario! ¡Inclusive nuestros hijos hablaban de querer serlo cuando crecieran!… menos mal que todos dejamos de ver nuestros ombligos para ver y sentir desde los deseos de nuestros clientes….

… de vuelta en la firma, todo salía a pedir de boca, todos los clientes informados y felices…

Rocío, Rocío….. Roooocccciiiiiiioooooo despierta!! Todo fue un sueño, bonito, sobrecogedor, pero no…. Aún nos queda mucho por hacer..  No quiero despertarme, quiero seguir pensando en que eso sería ¡Estupendo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s