Oídos sordos

Hay un momento en que cualquier persona que esta desarrollando un proyecto, sea de la índole que sea, una empresa, un nuevo trabajo, prepararse para un examen, etc. Siente que el mismo se le va de las manos, que no está llegando, que se le acaba el tiempo, y una sensación de angustia se apodera del cuerpo que incluso cuesta respirar. Es ahí en donde te vienen todos esos comentarios de la gente que te rodea aparecen en tu mente.. “¿Estás segura de lo que estás haciendo?, ¿Podrás hacerlo?… en fin tus pensamientos empiezan a atormentarte en la cabeza y empiezas a ver que todo se desmorona… En estos casos ¿Qué es mejor? ¿Tirar la toalla, salir corriendo, cambiar de nacionalidad? bueno quizás no sea para tanto.
Lo que tienes que hacer es, quitar todos esos pensamientos de tu cabeza, imagínate llegando a la cumbre, imagínate logrando aquello que te propones y lo más importante, no dejes de hacer lo que tienes que hacer. Lo que te lleva a la cumbre no son los pensamientos, es tener un plan claro, con acciones y hacerlas, y hacerlas todas, incluyendo aquellas que te hacen sentir más incómodo. Que cuando las superas, te sientes ¡el rey de la selva!
Personalmente tengo una responsabilidad grande, tengo 13 agentes que han confiado en mí para llevarles a ser verdaderos profesionales inmobiliarios, felices, apasionados, un proyecto por delante de crecer, incorporar más agentes,  pero sobretodo, ayudar a muchos clientes a vender y comprar propiedades a administrar su patrimonio.
No me puedo dar el lujo de caer, simplemente, me imagino a mis agentes conquistando la cima, obteniendo reconocimiento por sus clientes, logrando sus objetivos, y eso hace que no deje de hacer lo que tengo que hacer. Nada garantiza que tenga éxito en la empresa que estoy desarrollando, pero lo que si puedo garantizar es el esfuerzo, constancia y acciones que dependen de mi, y voy a ello.
Esta semana estoy en Barcelona, son muchos agentes que han confirmado su asistencia a la formación que imparto, ¡eso es una gran responsabilidad! algunos creen que dando cursos dejo de lado mi trabajo y que pierdo el tiempo, lo que les puedo decir es que gracias a que imparto formación, estoy constantemente formándome y eso al final repercute en la información y formación que tiene mi propio equipo pero sobretodo, me ayuda a ver las cosas en perspectiva, ya que aprendo de todas las personas con las que hablo. 
De nuevo, oídos sordos a las personas que no ayudan, a los pensamientos derrotistas, continuar formándonos y a ¡ponernos a la acción!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea tu propio blog con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: